Vamos, vamos… no hay paradas…

La comunidad de Delphi sigue en movimiento y sus pasos, pequeños o grandes, existen. No hay lugar para el desánimo porque ese no es nuestro Espiritu. El desanimo y tirar la toalla es para otros. ¿no os parece? ¿Quién nos puede parar? 🙂 A ver que tenemos hoy cociendose en el horno...

Blog de WordPress.com.

Subir ↑