El sistema de WordPress que mantiene estas páginas permite cambiar las presentación de cada blog tan solo seleccionando la opción correspondiente. Así que tras pensarlo y valorarlo durante unos días, he creido conveniente cambiar el “Thema”. Me daba “penita” porque había pasado algunas horas incrustando la imagen del templete que representaba a Delphi sobre el motivo original de la hoja. Y los colores eran más cálidos que este gélido blanco.

No obstante, el blog tenía desactivadas las opciones de búsqueda y pensaba finalmente, que el tenerlas activas justificaba el cambio. Así que la elección del fondo blanco responde a facilitar la lectura, si es que alguien lo encuentra finalmente de interes… 🙂

Hoy no tengo demasiado que decir. Ha sido un día tranquilo, que he dedicado a leer y profundizar sobre algunos temas. La escritura del artículo me ha abierto algunas inquietudes que estoy intentando satisfacer en los ratos que dispongo algo de tiempo. He dedicado parte de la mañana a esa tarea en las horas en las que el tibio sol se colaba por la ventana de mi escritorio, y algo mas tarde, cuando ya estaba cercana la hora de la comida, he leido un par de capítulos del último libro que compré. Y poco más.

Un día ciertamente tranquilo.